Artículos de Interés

Infórmese sobre nuestras últimas noticias y eventos.

Tipos de chocolate en la repostería

Debido a que existe una gran variedad de chocolates en el mercado actual, a veces resulta complejo saber cuál es el más adecuado para la elaboración de determinados postres. Por eso, si se pregunta: “¿Qué chocolates son ideales para el sector repostero?”, lo invitamos a seguir leyendo para enterarse aquí.

Importancia del chocolate en la repostería

Sin distinguir el país de origen o el proceso de preparación, miles de recetas alrededor de todo el mundo tienen algo en común: el chocolate.

El chocolate es, sin duda alguna, uno de los ingredientes más apreciados por chefs y comensales, pues su sabor es inigualable; por ende, su importancia en la repostería es innegable. No obstante, ¿sabía que hay unos chocolates más recomendados que otros para su uso en la repostería?

Chocolate para repostería

Todos los diferentes tipos de chocolate se clasifican de acuerdo con el porcentaje de manteca de cacao y licor de chocolate que contengan, en comparación al porcentaje de azúcar, sólidos lácteos y otros ingredientes. En otras palabras, comúnmente, los tipos de chocolate se dividen según la proporción de cacao y azúcar que contengan. A continuación, conozca un poco más acerca de algunos de sus tipos:

Banner frases del sueño

5 tipos de chocolate ideales para repostería:

1. Chocolate blanco

El chocolate blanco no contiene licor de chocolate ni ningún otro producto de cacao además de la manteca de cacao. No tiene un sabor muy a chocolate, pero se parece a una suave vainilla. El chocolate blanco contiene un mínimo de 20 % de manteca de cacao, un máximo de 55 % de azúcar y aproximadamente un 15 % de sólidos lácteos. Este tipo de chocolate se utiliza principalmente para coberturas, ya sea de postres, frutas, galletas, etc.

2. Chocolate negro

El chocolate negro contiene licor de chocolate, azúcar y manteca de cacao. También suele incluir lecitina como emulsionante y vainilla para darle sabor. El chocolate negro no contiene sólidos lácteos. La cantidad de cacao en las barras de chocolate amargo varía desde el 30 % hasta el 80 %. El chocolate agridulce y el chocolate semidulce también son técnicamente “chocolate negro”, y son muy usados para hornear.

3. Chocolate semidulce

El chocolate semidulce contiene al menos un 35 % de sólidos de cacao, pero no existen pautas oficiales que rijan lo que se puede llamar “semidulce”. El chocolate semidulce se encuentra en algún lugar entre el chocolate agridulce y el chocolate negro dulce. Este tipo de chocolate también se usa comúnmente para hornear, pero es importante seguir la receta para determinar si se requiere de chocolate semidulce, de chocolate agridulce o de chocolate para hornear.

4. Chocolate sin azúcar

Este tipo de chocolate, como su nombre lo indica, no contiene azúcar, ya que se prepara a partir de edulcorantes naturales, siendo ideal para la elaboración de postres aptos para diabéticos o para aquellas personas que quieren abstenerse de su consumo.

Aunque mantiene los mismos elementos de otros chocolates, tiene distintos porcentajes de manteca y pasta de cacao, y contiene gluten en la mayoría de sus presentaciones.

5. Chocolate para hornear

Se le conoce como chocolate para hornear porque no está destinado al consumo por sí solo, por lo que es preciso para hornear o cocinar.

El chocolate para hornear suele combinarse con otros ingredientes para que sepa mejor. Sin embargo, contrariamente a la creencia popular de que el chocolate puro no sabe muy bien, este ingrediente da un rico y profundo sabor a chocolate a las recetas y es la base de la mayoría de los chocolates.

3 tipos de chocolates no aptos para repostería:

Así como hay unos chocolates recomendados para repostería, también hay otros que se consideran no aptos para este sector de la gastronomía:

-Chocolate con leche:

El chocolate con leche es quizás el tipo de chocolate más popular. No obstante, en realidad, contiene sólo entre un 10 % y un 40 % de cacao, el cual se mezcla con azúcar y leche (ya sea leche condensada o sólidos lácteos). El chocolate con leche es mucho más dulce que el chocolate negro o agridulce y tiene un color más claro y un sabor a chocolate menos pronunciado.

Respecto a su uso en la repostería, el chocolate con leche no es bueno para hornear debido a que es propenso a sobrecalentarse.

-Chocolate en polvo:

Este tipo de chocolate es una mezcla de cacao en polvo con harinas y azúcar. Aunque su sabor también es delicioso, es un cacao soluble que se utiliza comúnmente para bebidas, mas no para repostería.

-Chocolate con avellanas o almendras:

Los chocolates con frutos secos, como la avellana o la almendra, contienen un 20 % de este ingrediente, al que se le añade azúcar, leche entera o en polvo, pasta de cacao, manteca de cacao, lactosa, aromas, lecitina de soja y cacao. Este chocolate tampoco sirve para repostería, ya que su uso es de consumo directo.

Cuéntenos, ¿ya conocía estos tipos de chocolate y sus diferentes usos en la repostería?

Le puede interesar: Técnicas de repostería más populares.

¡Gracias por leernos!

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.